Our Facebook

sábado, 27 de junio de 2015

Todos lo que tiene que preparar en el botiquín de viaje

Cuando unoprepara un viaje, sea cual sea el destino, su duración y la forma de realizarlo, debe plantearse en llevar consigo un botiquín básico para situaciones imprevisibles que pueden suceder durante nuestra estancia fuera de casa. No quiero ser agorero ni pesimista, pero hay que ser previsor y estar preparado ante cualquier contratiempo para que nuestro viaje no se convierta en una pesadilla. Y como precisamente estoy preparando mi viaje a Laos y Camboya he creído oportuno hablaros del botiquín que voy a preparar para llevarme conmigo. Yo no soy de los típicos “viajeros-farmacia ambulante” que llevan de todo pero esta vez al estar casi 3 semanas por el sudeste asiático voy a tener que aplicarme en el asunto ( pero sin pasarme que la mochila no puede pesar una tonelada…). 


No todos los viajes son iguales así que mis recomendaciones se basan en este viaje que voy a realizar al sudeste asiático sin rumbo fijo y mochila al hombro, lo que me va a suponer preparar a conciencia un buen botiquín que me saque de algún apuro ocasional. Os cuento que llevar en el botiquín de viaje:

1. Analgésicos/antitérmicos: paracetamol ( para la fiebre) e ibuprofeno son fundamentales.

2. Antialérgicos/Antihistamínicos: antihistaminicos orales o un corticoide local para alergias, picaduras….

3. Antibióticos: sólo se utilizan en caso de no poder acudir al médico y ante la presencia de fiebre alta. Según me recomienda sanidad exterior, ” la asociación amoxicilina-ácido clavulámico puede ser una buena alternativa” ( si alguien se entera de que quiere decir esto me lo explique por favor..).

4. Antidiarréicos: En caso de diarrea leve o mederada nos suelen recomendar dieta absoluta 24 horas y muchas sales de rehidratación oral ( Sueroral) y zumo de limón. Si la diarrea se reduce se pueden usar antidiarréicos como el spiraxin. Y el almax nunca viene mal cuando el estómago protesta más de la cuenta.

5. Termómetro: nunca está de más ya que ocupa poco y pesa menos aún.



6. Protectores solares: Fundamentales para tener nuestra piel protegida. Cremas para cara y cuerpo con filtro solar alto o pantalla total.

7. Materiales de cura: gasas estériles, esparadrapo, tiritas, solución antiséptica ( llámese betadine), tijeras…..

8. Desinfectantes de agua no potable y sales de rehidratación oral: El agua en mal estado es una de las principales causas de contagio del viajero. Si por alguna causa nos inoportuna la temida diarrea del viajero, hay que rehidratarse mucho.

9. Repelentes de mosquitos y otros insectos: Sobre todo si se va a zonas tropicales donde los mosquitos acosan o con contagio de malaria. Llevar repelente que contenga estas siglas: DEET. En mi caso llevaré relec extra fuerte, que me fue bien en el anterior viaje a Tailandia. 

10. Si se va a zonas de riesgo llevar la medicación para el paludismo o la Malaria. Nosotros llevaremos Malarone, que dicen no tiene muchos efectos secundarios….ya os contaré porque todavía no sé si la tomaré…

Puesto callejero en Bangkok
Y termino con unos consejos generales para evitar contraer el cólera u otras enfermedades trasmitidas por el agua y los alimentos. Lo primero es viajar debidamente vacunado pero no está de más recordar algunas precauciones a tener en cuenta y que son válidas para viajar a países donde las condiciones higiénicas no son como debieran:

– Comer alimentos bien cocinados y servidos todavía calientes ( platos cocinados y guardados durante horas son un foco de infección).

-Evitar consumir pescado y marisco crudo.

– Consumir sólo leche envasada y derivados lácteos debidamente higienizados.
– Los helados, si no es muy fiable el establecimiento, es mejor no probarlos ya que pueden estar  contaminados.

– Cuidado con la comida en los puestos callejeros, pueden resultar peligrosa ( asegurarse antes que hay “un mínimo de higiene” en el puesto).

– Beber solo agua embotellada o desinfectarla si fuera necesario. El té, café, zumos embotellados, vino o cerveza embotellada ( menos mal…) puede consumirse con tranquilidad.

– No tomar hielo, a menos que se esté seguro que se ha preparado con agua segura.

– Evitar cepillarse los dientes con agua insegura. Usar agua embotellada, que es más segura. 


  Una buena frase del ministerio de sanidad exterior resume como tomar alimentos en nuestro viaje: “cocinado, pelado o no tomado”
Y si todo el arsenal médico que llevamos no es suficiente, que mejor que llevar contratado un seguro de viajes para tener las espaldas bien cubiertas. Nosotros lo tenemos con IATI Seguros porque varios viajeros me han hablado maravillas y después del encuentro de bloggers de Gredos quedamos encantados con ellos.

Como suponéis no soy un entendido en estos temas médicos, ni mucho menos. El sentido común y algunas recomendaciones de sanidad exterior nos deben bastar para que nuestros viajes sean más seguros y disfrutemos de uno de los mayores placeres que hay en esta vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More